menú del día
Home / , , , , , / Veteranos, los olvidados de los Acuerdos de Paz
Veteranos, los olvidados de los Acuerdos de Paz
Por:  / 16 enero, 2017
Comparte
Fotografía. Marielos Flores

El Salvador conmemora  25 aniversario de la firma de los acuerdos de paz en los que el gobierno central de esa época y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN),  pusieron fin a doce años de guerra civil entre 1980 y 1992 que dejó muchas secuelas, marcas en cuerpos, familiares desaparecidos, migración de personas, muerte y luto para muchas familias salvadoreñas.


Por Marielos Flores

Según miembros de las organizaciones de veteranos de guerra tanto de la exguerrilla del FMLN como de la Fuerza Armada salvadoreña (FAES) son más de 80 mil veteranos entre ambos bandos quienes aseguran haber quedado en el abandono gubernamental desde hace 25 años, pese a que uno de los acuerdos era brindar beneficios a este sector social.

El olvido, según dicen, es porque ningún gobierno ha priorizado las necesidades de un veterano. Lamentan que tras doce años de huir de las balas y esconderse en las escarpadas montañas salvadoreñas, sean otros quienes ostenten el poder e ignoren la situación de un excombatiente.

“El señor presidente está haciendo gran pompa de los 25 años de los acuerdos pero realmente es una burda mentira porque nosotros como veteranos de ambos bandos no ha habido ningún cumplimiento (…) Queremos que este mensaje se vea dentro y fuera del país para que vean la realidad del veterano de guerra”, dijo Mauricio de Jesús Menéndez de una de las asociaciones de veteranos de la FAES que se aglutinó en el monumento al Divino Salvador del Mundo para expresar su rechazo a la festiva conmemoración.

Las heridas aún no subsanan y un cuarto de siglo aún no logra curar las secuelas en la vida y memoria de los que un día lucharon por defender al Estado de El Salvador, y de quienes combatían un sistema que arrastraba décadas de injusticias sociales y arbitrariedades “legales” a favor de una minoría privilegiada.

La guerra -una de las últimas de la guerra fría-, libada de 1980 a 1992 entre el gobierno central de esa época y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), dejó como consecuencia a una sociedad sumergida en violencia, muerte y destrucción, hasta que se llegó el día en que ambas fuerzas decidieran silenciar sus fúsiles y poner fin un 16 de enero de 1992 a través de la firma de los Acuerdos de Paz.

Según datos recabados por informes internacionales y respaldados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) alrededor de 75,000 personas murieron en el conflicto armado, además de 8,000 personas desaparecidas y cerca de un millón de personas que emigraron hacia otros países, así como millares de heridos y lisiados.

Con la firma de los Acuerdos de Paz, se ve la necesidad de crear un ente que impulsara el respeto de los derechos humanos, es por ello que nace la Comisión de la Verdad para El Salvador, en el que se enmarca textualmente al artículo 2 del Acuerdo de Chapultepec: “tendrá a su cargo la investigación de los graves hechos de violencia ocurridos desde 1980, cuya huella sobre la sociedad reclama con mayor urgencia el conocimiento público de la verdad”.

Al respecto, un veterano del FMLN del conflicto recalca las deudas que a su juicio, los Acuerdos de Paz aún no han podido saldar en el país.

“Dentro del proceso en general de los acuerdos de paz, un 50 % de las promesas se han cumplido ya que lo que consideramos que no se cumplió fueron los temas fiscales que tenían que ver con la economía de este país, la atención psicológica que ocasionó la guerra, y todo esto son algunas de las consecuencias que hoy en día estamos pagando como sociedad, producto de ello también,  vemos siempre enfrascados a una derecha con una izquierda que son temas más políticos a favor llegar a un puesto, sin importar el dolor y el sufrimiento del pueblo.” manifestó Adolfo Rodas, presidente de la Asociación de Lisiados de Guerra de El Salvador (ALGES).

Rodas expresa que el tema en general de la guerra civil encierra mucho luto y dolor para la sociedad salvadoreña, al mismo tiempo señala que las causas que originaron el conflicto armado aún siguen vivas y todo ello se encierra en la riqueza que aún sigue apoderada de las denominadas  “grandes familias”.

“Como sector guerrillero, nuestra prioridad era poner fin a la guerra pero al mismo tiempo lograr los objetivos y propósitos de crear conciencia, todo por el amor de lucha y por lograr cambios para la justicia en el país”, expresó a Gato Encerrado.

Asegura que los autores de estos llamados Acuerdos de Paz no tuvieron la visión de lo que iba  a suceder ni de lo que realmente pasaría  cuando se diera cese al fuego y se decidiera callaran los fusiles.

veteranos-paz-el-salvador

Veteranos al pie del monumento al Divino Salvador del Mundo.

Por otro lado se encuentran los miembros de la Asociación de Veteranos de Guerra de la Fuerza Armada y Ex-cuerpos de Seguridad Pública. 1980-1992 (AVETFACUSEP) en el que manifiestan no encontrarse de acuerdo en conmemorar dicha firma, ya que dejan mucho que desear en su cumplimiento con las personas que combatieron por parte del ejército y guerrilla; no obstante señalan que en realidad lo que se firmó fue un acuerdo político donde se logró reformar la Constitución de la República de El Salvador.

“Lo que realmente lograron fue exponer al pueblo salvadoreño a que estuviese desprotegido, porque actualmente no hay suficiente seguridad, vivimos en una guerra social, con la diferencia que es peor,   porque en el conflicto armado, había un grupo bien identificado, donde nosotros como Fuerza Armada, siendo constitucional defendíamos a el Estado salvadoreño, y la guerrilla defendía y luchaba por sus ideales”, comenta José Lino Vásquez, vicepresidente de AVETFACUSEP.

Para noviembre del 2015, diputados de la Asamblea Legislativa aprobaron por unanimidad con 82 votos la Ley de Beneficios y Prestaciones Sociales para los Veteranos Militares de la Fuerza Armada y excombatientes del FMLN que participaron en el conflicto armado interno. Dicha ley comprende establecer un régimen jurídico que permita continuar y cumplir lo suscrito en los Acuerdos de Paz, con referencia a beneficios económicos y prestaciones sociales de los veteranos militares de la Fuerza Armada y excombatientes de FMLN.

Entre los beneficios puntualmente establecidos en esta ley se encuentran: brindar prestaciones económicas e indemnización, atención medica, inserción productiva, educación a beneficiarios y sus hijos, transferencias de tierra y vivienda, créditos preferenciales y cualquier otra prestación que beneficie al veterano. Empero los veteranos aseguran que no todos han sido incluidos en dichos beneficios.

“No se ha obtenido ningún tipo de beneficio, lo único que hubo es que se cayeron las armas y la desmilitarización fue una cuestión política; como veteranos quedamos todos al abandono y al olvido, hubo personas que dejamos toda nuestra juventud. Cuando me reclutaron tenía 15 años y mi único oficio era hacer pan francés y solo pude terminar mi noveno grado ya no pude seguir estudiando. No tuve otra opción más que ingresar a combatir porque si no me matarían”, expresa José Timoteo Palacios, presidente de AVETFACUSEP.

Mientras tanto, el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, durante su discurso conmemorativo de la paz, solo se refirió a quienes murieron en la guerra por alcanzar la paz.

“En este 25 Aniversario les rendimos nuestro más sincero homenaje a todos aquellos que brindaron su vida por este proceso de paz”, dijo Cerén quien además habló de un nuevo proceso de paz con miras a una transformación social y más palabras que no incluían a veteranos y excombatientes, como quien también los olvida del discurso de la paz.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Top 10: mejores historias de Gato Encerrado en 2015
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE