menú del día
Home / , , , , / El Salvador en el 2030: La juventud que sueña con un país diferente
El Salvador en el 2030: La juventud que sueña con un país diferente
Por:  / 27 septiembre, 2015
jovenes
Comparte

Varios jóvenes plasmaron en pintura el sueño de un El Salvador distinto, respaldados por la iniciativa de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenibles impulsados el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Estos buscan garantizar reducir las brechas de desigualdad entre hombres y mujeres, el acceso a servicios básicos como agua, energía, salud, educación de calidad, vivienda y un empleo digno, así como la protección del medio ambiente y reducir los efectos del cambio climático.


 

Por Krissia Girón

Un lienzo, pinturas,  sus manos y un par de pinceles, fueron suficientes para que Gabriela, de 19 años, plasmara el país que sueña tener en el 2030; un país donde haya paz, un medio ambiente sano, protección para toda vida silvestre y equidad para hombres y mujeres. Sin embargo, Gabriela considera que el principal problema del país es el poco crecimiento económico. Para ella, este problema difícilmente hará que el sueño de un El Salvador diferente se pueda cumplir.  “Si no mejora lo económico, no puede mejorar en otros puntos aunque este crecimiento sea gradual, poco a poco podremos ver las mejoras en otros campos como en la salud, educación, alimentación, entre otros” comenta la joven.

Y es que su sueño tiene una causa. Jóvenes salvadoreños se reunieron el pasado 26 de septiembre en el Centro Cultural Español, para discutir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que promueve el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y que busca resolver problemas como la crisis del cambio climático, reducir los índices de pobreza, y disminuir las brechas de desigualdad entre mujeres y hombres.

A diferencia de Gabriela, Guillermo, de 21 años, considera que los problemas que le quitan el sueño a los salvadoreños son estructurales, y principalmente la corrupción en las instituciones del Estado. Por ello, desea que este mal haya desaparecido para el 2030. “El principal problema que tiene el país, aunque se crea que es la delincuencia, en realidad es la corrupción. Y si comenzamos a limpiar todo el aparato del Estado, vamos a mejorar en otros puntos. A medida que vos le enseñas a los jóvenes que personas que tienen el poder pueden ser juzgadas, van aprendiendo que ellos también como ‘salvadoreños de a pie’ pueden ser juzgados” expresa Guillermo.

Así como Gabriela y Guillermo,  más de 40 jóvenes se reunieron para soñar con un país diferente, a través del cumplimiento de los ODS . Al igual que en nuestro país, jóvenes, mujeres, sociedad civil organizada y otros sectores se reunían simultáneamente alrededor del mundo, en el marco de la Cumbre del Bien Social que se desarrollará del 25 al 28 de septiembre, y que busca establecer los ODS en la agenda mundial, con el fin de cumplir cada uno de los 17 objetivos para 2030.

Para el PNUD, las metas trazadas por los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que convocó a todos los líderes del mundo en el año 2000, están inconclusos. Por lo que vieron necesario crear una nueva agenda para el desarrollo, dentro de los cuales nacen 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, que pretenden poner fin a la pobreza en todas sus formas, garantizar una vida sana y segura para toda la población, reducir las brechas de desigualdad entre hombres y mujeres, el acceso a servicios básicos como agua, energía, salud, educación de calidad, vivienda y un empleo digno, así como la protección del medio ambiente y reducir los efectos del cambio climático.

Stefano Pettinato, representante adjunto del PNUD en el país, dijo que la agenda del 2030 debe ser impulsada desde los jóvenes, por lo tanto, los esfuerzos por sensibilizarlos en cuanto al desarrollo de su país y del planeta son urgentes. “Queremos empezar a sensibilizar a las y los jóvenes sobre estos objetivos que, si se fija bien, no están alejados de las proyecciones del Estado, están en concordancia con el Plan Quinquenal impulsado por el gobierno, y nosotros como PNUD estamos para acompañar al Estado, sociedad civil y empresa privada para alinear los objetivos del país con la agenda internacional”.

Otros jóvenes asistentes a la reunión, como Tatiana Pineda, miembro de Lets Do It, una organización ambientalista, consideró importante conversar sobre estos objetivos, ya que para ella “somos obreros de nuestro propio destino. El cumplimiento de los objetivos depende en su mayoría de nosotros y nosotras. Para lograrlo debemos hacer de nuestro entorno algo positivo”.

Asimismo, Alexis, un joven miembro de la comunidad LGTBI, espera que para el 2030, vivamos en una sociedad más inclusiva, y que “estos objetivos puedan también eliminar la discriminación de hombres y mujeres por su orientación sexual y de género”.

Luego de varias horas de discutir, soñar, pensar y pintar otro El Salvador posible, las y los jóvenes  se marcharon de esta peculiar reunión de sábado por la mañana, con la esperanza de que más se sumen a cumplir estos 17 objetivos, y puedan con ellos construir un país, en palabras de Tatiana, “sin desempleo, sin hambre, sin pobreza y viéndonos todos como hermanos, cuando eso pase sabremos que hemos cambiado el mundo”.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Top 10: mejores historias de Gato Encerrado en 2015
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.