menú del día
Home / , , / Violada y condenada: la historia detrás de Evelyn y sus 30 años de cárcel
Violada y condenada: la historia detrás de Evelyn y sus 30 años de cárcel
Por:  / 17 julio, 2017
Comparte

 


El dolo con el que Evelyn asesinó a su hijo está en el centro del huracán. Fiscalía pinta en su acusación formal a una mujer que, sin escrúpulo alguno, parió a un niño en su casa para luego, con toda la rabia, más la ayuda de su madre, lanzar a su recién nacido al fondo de una letrina y verlo morir en medio de heces y sangre. Sin embargo, ni científica ni testimonialmente se ha comprobado la certeza de este argumento


Por Krissia Girón

Iniciando abril, María Josefina comienza la rutina del día como siempre, se alista para lo que parecía un día normal. Evelyn, su hija, no luce con la salud de siempre.

Josefina recuerda que, meses atrás, había escuchado rumores de las y los vecinos que decían que Evelyn estaba embarazada. Bajo el miedo, la angustia y la desesperación cualquier madre preocupada por la posibilidad de tener una boca más que alimentar, colocó a su hija bajo un régimen muy estricto que incluía revisar sus genitales y toallas sanitarias cada mes, para garantizar que su pequeña no cometiera ese error. Josefina asegura haber visto sangrar a Evelyn cada mes, su corazón se tranquiliza.

En paralelo a los pensamientos de Josefina, Evelyn se encuentra con un fuerte dolor de estomago que no explica cómo llegó. Avisa a su mamá: tal vez en la letrina se calma un poco y recobra las energías para iniciar la rutina del día. Siente deseos de defecar. Puja hasta sentir que sale algo: Sin tener idea de lo que ocurría, Evelyn estaba dando a luz a un bebé en una letrina.

Josefina, en el relato que brinda a los investigadores de la Fiscalía General de la República (FGR) comenta que, al salir, ve a Evelyn de pie frente a la pila lavando un huacal, sus piernas tienen grandes lineas de sangre que la asustan. Angustiada, la lleva adentro de la casa y la ayuda a cambiarse de ropa.

-Hija, ¿Estás embarazada?

-No, mamá

-¿Y qué tenés hija?

-Nada

Una bola de sangre coagulada baja de su entrepierna. Evelyn se desmaya. María Josefina comenta que al momento buscó un carro para llevarla al hospital Nuestra Señora de Fátima, en Cojutepeque. Al llegar al lugar, la médico de turno le indica que debe entregar eso que vio salir de la vagina de su hija para examinarlo. Los médicos del hospital determinan que se trata de una placenta, que junto a los desgarres vaginales de Evelyn declaran que la joven tuvo un parto extra hospitalario.

Fue así como Evelyn Beatriz pasó del hospital a la cárcel, como una veintena de mujeres con quienes, según organizaciones feministas, tienen varios factores en común, entre ellos: vivir en condiciones de pobreza y haber sufrido de problemas obstétricos al momento del parto. Con este último indicio, los médicos avisaron a la policía por una mujer con sospecha de haber abortado.

En su acusación formal, la Fiscalía detalla que, luego de la llamada de la trabajadora social del hospital, en la que advertía sobre una mujer signos de parto vaginal y sin presentar el producto del parto, inició sus investigaciones en casa de Evelyn y su madre, donde encuentran un bebé al fondo de la letrina “Sin ninguna lesión externa”, detalla el documento. Esas acciones fueron calificadas por Fiscales de la Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer de la oficina de Cojutepeque, como Homicidio Agravado, en perjuicio del recién nacido.


Lea también: Leyes e Iglesia abandonan a mujeres con embarazos de alto riesgo en El Salvador


Es desde este momento, en que la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fiscalía actuaron mal, a juicio de Dennis Muñoz, abogado defensor de Evelyn, ya que, asegura, los policías que allanaron la casa de Evelyn manipularon la escena del supuesto crimen.

“Está grabado incluso cuando, en la audiencia, el agente recolector de evidencia, el técnico de inspección ocular aseguran haber limpiado y lavado el feto, y esa es una clara manipulación de la escena. Esto se confirma con la declaración del forense, quien confiesa que le entregaron al feto en estas condiciones. Con esa acción, ¿cómo se puede determinar si Evelyn o su madre lanzaron premeditadamente al bebe en la fosa?”, cuestiona Muñoz.

La imagen puede contener: velas

Campañas para exigir justicia en el caso de Evelyn. Foto/Las 17

Agrega que otro de los puntos débiles de la parte fiscal es la causa de muerte, ya que los peritos aseguraron que el feto murió por neumonia aspirativa. Según el estudio histopatologico realizado por la doctora Blanca Eugenia Nuila, médico forense de Medicina Legal, encontraron en bronquios aspiración de cuerpos extraños y de un líquido amarillento que, se sospecha, se trata de meconio.

“El meconio son las heces del bebé cuando está dentro de la placenta en el útero. Esta es la clave del caso. Al preguntarles a los médicos sobre la causa de muerte aseguraron que fue una muerte natural, un detalle que la jueza no tomó en cuenta. Entonces, Evelyn está condenada a 30 años de prisión por la muerte natural de su bebe”, detalló.

Sin embargo, en el boletín de prensa publicado en la página web de la FGR, la institución afirma que “el informe forense determinó que el niño nació vivo y que falleció a causa de haber aspirado material fitógeno, que no es más que heces fecales”.

Para la Fiscalía, no existe justificación alguna por la cual Evelyn desconociera su estado de embarazo, como lo aseguró desde el primer momento, ya que considera que “no es creíble y hasta resulta absurda, que una estudiante de tercer año de bachillerato en salud va a desconocer o no va a sentir los cambios en su cuerpo, en un embarazo, al notar el crecimiento de abdomen, ausencia de regla y los dolores al momento de presentar el parto”, dice la acusación formal. Es, para la FGR, desde este momento en el que Evelyn actuó con dolo para acabar con la vida de su hijo.


Le recomendamos: Cristina, la mujer que denunció ante CIDH que fue encarcelada por un aborto que no cometió


Berta De Leon, abogada de Evelyn, asegura que si las dos personas que pueden aportar pruebas científicas no pueden determinar la causa de muerte del bebé, es menos probable generar pruebas que hablen sobre las supuestas malas intenciones de la joven.

“La causa del por qué murió el bebé y si Evelyn tuvo las intenciones de asesinarlo se pueden establecer científicamente, pero si las dos personas que pueden aportar estos elementos científicos que sean base para un elemento técnico jurídico que establece el código procesal penal, nos encontramos entonces en un estado de duda razonable. El artículo 6 del código procesal penal dice que este estado favorece al imputado, como derivación del principio de presunción de inocencia. En este caso es todo lo contrario, aquí vemos a una jueza que no toma en cuenta estos documentos, ni el testimonio de los médicos que dicen que no pueden determinar qué fue lo que mató al bebe, sino que retoma la posición irresponsable de la fiscalía que incluso dice que la madre de Evelyn fue cómplice en el asesinato y que, aunque no tiene prueba, dice que la joven parió en el cuarto de la casa y que la mamá lo lanzó a la letrina porque las dos querían matarlo. Esto caló más en la jueza que la prueba científica”, explica De León.

***

El calvario de Evelyn no inició el 6 de abril de 2016 cuando despertó de ese desmayo esposada a la cama del Hospital Nuestra Señora de Fatima. Para su abogado, Dennis Muñoz, comenzó en 2015, cuando fue víctima de violencia sexual, de la cual queda embarazada.

Sobre este elemento, la Fiscalía alega que la joven mantenía una relación sentimental con un soldado destacado en la 5a Brigada de Infantería de San Vicente, quien, según relata el Ministerio Público, aseguro “que efectivamente habían sostenido relaciones sexuales y que nunca le dijo que estaba embarazada, y que no se explica el por qué de la negación si él le había ofrecido su apoyo”. El fiscal del caso aseguró en el documento que esta entrevista la presentaría el día de la audiencia preliminar.

Las diferentes audiencias del proceso judicial nunca llegaron a conocer al supuesto novio de Evelyn, explica Muñoz. “El flamante novio debía llegar el 5 de julio y no fue, fiscalía prescindió de su testimonio. Entonces pregunto: ¿Por qué fue tan complicado para el Ministerio Público ubicar al soldado en el cuartel militar donde supuestamente está destacado? ¿Por qué no hizo comparecer? en cualquier caso la Ffiscalía está obligada a ubicar al testigo y a llevarlo incluso a la fuerza, y lo han hecho en otros casos. Es necesario iniciar una investigación seria sobre este caso, porque como decimos comúnmente, ‘hasta chambre puede ser’, lo cual sería irresponsable por parte de Fiscalía”.

El dolo con el que Evelyn asesinó a su hijo está en el centro del huracán. Fiscalía pinta en su acusación formal a una mujer que, sin escrúpulo alguno, parió a un niño en su casa para luego, con toda la rabia, más la ayuda de su madre, lanzar a su recién nacido al fondo de una letrina y verlo morir en medio de heces y sangre. Sin embargo, ni científica ni testimonialmente se ha comprobado la certeza de este argumento.

Los abogados defensores esperan en los próximos días interponer la apelación ante esta sentencia que mantiene a Evelyn en la cárcel, y al Estado Salvadoreño en la mira del mundo.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Top 10: mejores historias de Gato Encerrado en 2015
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE