menú del día
Home / / El Estado ausente
El Estado ausente
Por:  / 11 junio, 2016
Comparte

En El Salvador existen 115,746 trabajadores domésticos, de las cuales casi 100 mil son mujeres. A junio del año 2013, únicamente se lograron inscribir al Seguro Social, 2,400 personas, lo que representa un 2% del total de trabajadores y trabajadoras domésticas del país.  ¿Sabía usted que el 2.3% de las trabajadoras del hogar son niñas entre 13 y 17 años?


Por Krissia Girón

Versión Radio

Capítulo III

Sentada afuera del Ministerio de Trabajo nos espera Reyna Herrera, una mujer de 60 años originaria de San Isidro, Sonsonate. Reyna debe asistir ese día al Juzgado 2º de lo Laboral, donde un juez dictaminará si obliga o no a su expatrona a pagarle su indemnización y prestaciones luego que fue despedida injustificadamente.

A Reyna no le incomoda el calor de ese día, se dirige al juzgado con mucha determinación. En el camino, nos cuenta qué pasó cuando fue despedida:

—Yo no me voy a quedar callada, le decía a la patrona. “Seguro que las cosas que llevas robadas son”, me dijo. Así que me fui a la Procuraduría General de la República al salir de la casa; ya casi eran las cuatro de la tarde, pero faltaban unos minutos. La de la Procuraduría me dijo que ahorita no me podían ayudar porque ya eran las cuatro y ya se iban. “Venga mañana a primera hora”, me dijo. Al día siguiente estaba bien temprano y aproveche para poner la demanda en el Ministerio de Trabajo. Esa mujer hizo de todo para no pagarme. Yo la demandé primero porque me debía, las prestaciones no me las daba, el aguinaldo no me lo daba. Entonces ahí en el Ministerio le dije que me llevara el dinero que me debía. “Yo no le debo ni cinco”, le dijo a la del Ministerio, “a su hijo le di el dinero cuando vino”, y era mentira, a mi hijo no le había dado nada. La licenciada le dijo si estaba segura que me había pagado y le dijo que sí. Y luego de revisar en la computadora, no le encontraron salida de dinero de sus cuentas. “De todas formas le voy a pagar dos veces”, le dijo la señora—.

La conversación se detiene al llegar al juzgado donde la espera también el abogado de su patrona. La orden del juez es solamente dejar pasar a Reyna, las demás esperamos afuera.

***

En El Salvador existen 115,746 trabajadores domésticos, de las cuales casi 100 mil son mujeres. A junio del año 2013, únicamente se lograron inscribir al Seguro Social, 2,400 personas, lo que representa un 2% del total de trabajadores y trabajadoras domésticas del país.

1454820929

 

Y es que en la actualidad, las trabajadoras domésticas cuentan con un régimen especial dentro del Código de Trabajo salvadoreño, que contempla una serie de artículos que las pone en desventaja con otros sectores laborales, por ejemplo: el Art. 80 establece que el trabajador del servicio doméstico no está sujeto a horario, pero gozará de un descanso mínimo de doce horas diarias, de las cuales diez serán nocturnas y continuas, y las otras dos deberán destinarse para las comidas. Además, el Art. 81 obliga a prestar sus servicios en los días de asueto, siempre que así se lo pida el patrono.

En la mayoría de países latinoamericanos, las trabajadoras domésticas están sujetas a legislaciones especiales, las cuales las pone en condiciones de desigualdad frente a otros sectores laborales. Sin embargo, El Salvador es uno de los países donde las trabajadoras domésticas cuentan con menos elementos legales que garanticen el cumplimiento de sus derechos laborales y humanos.

Vanessa Pocasangre, representante de la Organización Internacional del Trabajo en El Salvador, dice que el Estado salvadoreño ha dado apertura para la ratificación de este convenio, sin embargo, el tema sigue estancado dentro de la Asamblea Legislativa. “En el Ministerio de Trabajo se creó una especie de comité con otras instituciones para seguir valorando qué implicaría para el Estado salvadoreño la ratificación del convenio.

A solicitud de las instituciones elaboramos un documento sobre la armonización de las leyes nacionales, hemos estado en coordinación para intercambiar información. Entonces creo que la valoración es positiva, es un proceso, no es una cuestión que de la noche a la mañana se va a resolver, porque además me parece que muy responsablemente en diferentes momentos, representantes del Estado han dicho que no quieren ratificar un convenio solo por el hecho de ratificarlo, sino porque consideren que realmente van a tener las herramientas necesarias para que se le pueda dar cumplimiento, leyes que se valoren desde el Ministerio de Trabajo, desde la Asamblea Legislativa, si hay que hacer una modificación a las ya existentes, etc”, comentó Pocasangre.

SAD

***

El andar y la actitud certera de Reyna nos indica que no trae buenas noticias. Nos pide que no grabemos más, está decepcionada: Su ex patrona mandó a los abogados con la orden de no conciliar. Reyna sin embargo, nos reitera que no pierde la fe y que seguirá llegando a la Cámara de lo Laboral las veces que sean necesarias.

Días después la encontramos en un hotel capitalino. Reyna está organizada en un sindicato de trabajadoras del hogar de su localidad, y periódicamente asiste a capacitaciones en San Salvador. Ahí nos cuenta cómo terminó su historia en la Cámara de lo Laboral. —Entonces pedí hablar con el juez del caso, y me dijeron que para qué quería hablar con él. Yo le quiero preguntar qué podía hacer cuando el caso pasara a las Cámaras, porque si yo no andaba lista, ella iba a llegar con el dinero para que lo que había dicho yo pasara nulo, y ella iba a ganar el caso. Al final me dieron la cita con el juez y me dijo: “Te voy a dar un consejo, cuando el caso pase a las Cámaras, tienes que estar lista y llegar a preguntar antes que ella llegue, porque si ella avienta billete (soborna), la Cámara te va a declarar culpable a vos de robar dinero, y si vos llegas antes no va a poder”. Llegué a preguntar y me dijeron que yo había ganado el caso. “Ella ya vino aquí a ofrecer dinero para que te declaráramos culpable, pero ya no podía”.Y como ya sabía hasta la procuradora general del caso, entonces no pudo y me pagó lo que debía. Yo he pasado por todos los medios, por las Cámaras, los juzgados, por todo—, recuerda Reyna, en medio de un suspiro que más que cansancio, refleja decepción.

***

Dentro de la Asamblea Legislativa se encuentran dos oportunidades de generar cambios en la realidad de las trabajadoras del hogar remunerado: por un lado, la ratificación del Convenio 189 de la OIT dentro de la comisión de Relaciones Internacionales; y por otro lado, un pliego de reformas al Código de Trabajo, y en específico al Régimen Especial para el Trabajo doméstico, presentado por diferentes organizaciones sociales, entre ellas, Las Mélidas. Su representante, Silvia Orellana, expresa que todas las violaciones a los derechos laborales de estas mujeres parten de no contar con una legislación que las ampare.

“Lo que pedimos nosotras es que haya un contrato por escrito, que ellas sean inscritas al Seguro Social, porque si ustedes recuerdan en el 2011, cuando estaba el presidente Mauricio Funes, lanzó un Acuerdo Ejecutivo, donde él le pedía a la población que inscribiera al Seguro Social a las personas que se dedican al empleo doméstico, hombres y mujeres, pero ya haciendo investigaciones en el Seguro, son 115 mil trabajadoras del hogar a nivel nacional, y solo son como 2,400 las que están inscritas, y como fue voluntario, no se toma como obligación, entonces casi nadie ha cumplido con ese acuerdo Ejecutivo. Debido a eso, estamos en esa lucha para que se reforme el Código Laboral. La pieza de correspondencia fue introducida en octubre de 2012, y a la fecha, hemos tenido la lucha de hacer cabildeo con diputados de la Comisión de Trabajo, con el Procurador de Derechos Humanos, en aquel momento también con el Ministro de Trabajo. En esas luchas se nos han unido otras organizaciones que reivindican los derechos laborales de las trabajadoras del hogar que están desprotegidas totalmente”, comenta Orellana.

Pero ¿qué piensan los diputados de la Comisión de Trabajo sobre esta solicitud de reformas? los parlamentarios de dicha comisión, no ven la discusión de estas propuestas como algo a corto plazo. Así nos comenta Nelson Quintanilla, diputado del FMLN, y vicepresidente de la comisión.

“El expediente está ingresado, lo que ocurre es que en la Comisión de Trabajo, siempre que iniciamos la legislatura se definen las prioridades temáticas por cada grupo parlamentario, luego se busca un consenso en el seno de la comisión y de ahí ha surgido que el tema prioritario es el código procesal de trabajo, en segundo lugar es la ley de la función pública, en segunda instancia. Ambos proyectos de ley son extensos… entonces como comprenderá, la cantidad de expedientes, incluso no solo es el de las trabajadoras domésticas, nosotros tenemos expedientes de diferentes sectores de trabajadores y trabajadoras que están ahí y que algunos se vuelven sencillos porque no requieren de mayor estudio. Donde le veo más dificultad es en la ley, la ley requiere de un estudio profundo para ver todas las implicaciones económicas y la creación de nueva institucionalidad en la que hay que incurrir para que la ley tenga sentido de aprobación”, dijo el diputado.

Sin duda, las legislaciones que protejan de manera integral a las trabajadoras domésticas tiene un largo camino por recorrer, que dependerá de la voluntad de los diputados de la Asamblea Legislativa de reformar las reglas actuales.

A este largo listado de violaciones a los derechos humanos y laborales que acompañan el caminar de las trabajadoras domesticas, hay que sumarle un elemento importante ¿Sabía usted que el 2.3% de las trabajadoras del hogar son niñas entre 13 y 17 años?

Ampliamos en el siguiente capítulo


Esta investigación fue realizada en el marco de la Iniciativa para el Periodismo de Investigación para las Américas, del International Center of Journalist (ICFJ), en alianza con Connectas, Radio La Klave y Revista Gato Encerrado.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Top 10: mejores historias de Gato Encerrado en 2015
Suscríbete
Recibe nuestras más recientes noticias vía E-mail.
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE